domingo, 2 de agosto de 2015

LOS BOTES DEL GLEN CARRIG (William Hope Hodgson)


Los que os pasáis por aquí ya sabéis que Hodgson es uno de mis escritores favoritos, y que ya es para mí tradición personal leerme/releerme todos los veranos algo suyo (maravillas como ésta, por ejemplo). Sin quitarle méritos a nadie, me toca bastante los güevos que, siempre que se habla de escritores de terror, surjan siempre los sempiternos Lovecraft y King los primeritos, y no Hodgson o Matheson, por variar. 

Los botes del Glen Carrig es la primera novela de Hodgson (1907), y en ella nos narra las peripecias de un grupo de marinos que se ven arrastrados por una fortísima tormenta hasta una extraña isla desconocida rodeada de inmensas extensiones de algas. Allí se verán obligados a sobrevivir en contacto con lo desconocido.

 El estilo de la novela es esa de los clásicos de la aventura, como si un Verne se hubiese metido una sobredosis de Poe para parir este libro, un toque oscuro que no le podía venir mejor a esta clase de historias marinas. Me ha encantado volver a leer una novela de este estilo, donde el peso recae en el desarrollo de una historia digna de ser contada, más que en la descripción ad nauseam de las interioridades de los personajes -tan de nuestra época moderna en novela- (uno de los personajes más carismáticos es el Contramaestre, y así se refiere a él a lo largo de las páginas, y uno nota su presencia sin necesitar más, al igual que la del grupo de marinos).

Algo que me sigue maravillando de Hodgson es su precisión, tanto en la forma de describir como en el ritmo que imprime al desarrollo de lo que cuenta: nada sobra, nada falta, y vas notando como en tu cabeza la historia va dibujándose y calando, con admirable verosimilitud por más fantástico que sea lo que narra, dejándote un inmejorable recuerdo.

Así que lo dicho: si te gusta la buena literatura, sin importar su género, y no conoces a Hodgson, no sé que (coño) haces que no estás ya corriendo a agenciarte cualquier libro suyo. 

2 comentarios:

David Gómez dijo...

Siempre despiertas mi interés por el autor. Sabes que lo que he leído de él es por ti, por seguir tus indicaciones.
Este me lo apunto, como se suele decir. No sé si lo llegaré a leer con lo que tengo acumulado, pero nunca se sabe.
Saludos

Luis Bermer dijo...

Espero que te gustaran tus anteriores lecturas de Hodgson, David :)
No creo que te arrepientas de su lectura; de hecho, seguro que merece trepar unos cuantos puestos en "la pila" :D

¡Saludos!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin