sábado, 11 de febrero de 2012

SPACE MARINE (Pc)


Bien, estamos ante el juego que todo jugador de Warhammer 40.000 deseaba ver en sus pantallas. Digo mal, porque lo que nos hubiera gustado es el equivalente en tablero, con elección de ejércitos por puntos y demás (algo que, supongo, nunca veremos para evitar las pérdidas económicas que provocaría en venta de miniaturas, al menos entre algunos jugadores).
El juego nos pone en la piel de Titus (se nota el background-imperio romano de los Marines ¿eh?), capitán de los Ultramarines, encargado de limpiar un planeta de orkos y recuperar un inmenso Titán de gran importancia estratégica. Aunque no será lo único que encontrará...
La dinámica del juego viene a ser una mezcla entre Gears of war y el God of war (¡war, war!), donde escamochas a diestro y siniestro tanto en cuerpo a cuerpo como a tiro limpio (una gozada, eso de poder usar casi todo el repertorio de armas bien conocidas del juego: bólters varios, plasmas, fusiones, un thunder hammer... no digo más). La dificultad del juego en normal es más que asequible (facilona, diría yo), en parte reflejando bien la máquina de matar que es un Marine de estos.
Pero el punto fuerte del juego es, sin duda, el aspecto visual: los personajes -Orkos, Marines...- son un calco digital de las miniaturas, hasta en sus mínimos detalles. Impresionante de verdad. También los objetos y escenarios (¡gigantescos!), edificios, la iluminación de todo lo que aparece, las animaciones... un espectáculo para la vista, que casi arrancará una lagrimilla de emoción a los veteranos del juego en tablero (ese Kaudillazo orko... genial) :) Ya sólo por esto merece totalmente la pena.
Pero es que además es divertido. Se montan unas escabechinas épicas en determinados momentos (sin escatimar en sangre y pedazos sanguinolentos saltando por doquier); Titus tiene hasta un modo "fatality" para terminar con los enemigos -y recuperar vida con ello-. Frenético, como digo.

Tiene un modo online -que no he probado-, donde supongo se reunirán los más adictos de la galaxia, por lo que tampoco me atrae demasiado -eso de aparecer y que te vuelen la cabeza a los dos segundos... no gracias; me gusta el juego, pero tampoco me voy a quedar a vivir en él xD-.

En resumen; si conoces el mundo de WH40K, tienes que verlo sí o sí.
Y si no, puede que también :)


14 comentarios:

Sergio José dijo...

Este es un juego que quiero.

Pero hay un par de detallitos que no me molan nada. Por ejemplo, ¿no es exagerado el poder del marine? Se lo carga todo. Pero hay algo peor, a mi ver, y es que se desenvuelve con una agilidad y velocidad que no tienen explicación con la servoarmadura que lleva. Entiendo que son tonterías, y que de otro modo podría ser muy engorroso jugar, pero es que le da un aspecto muy feo... :(

Luis Bermer dijo...

Yo hubiese preferido a un orko de protagonista, no lo dudes :D

Y sí, es exagerado... vas arrasando con escasa oposición, la verdad. Pero si te fijas, en el juego de tablero los marines tienen I4, o sea, que suelen pegar los primeros; a pesar de su aparatosidad, la servoarmadura (+ su fuerza) está diseñada para no convertirles en bloques de acero.

Además, ten en cuenta que los marines son el ejército icónico del WH40K, y siempre los van a tratar con mimo y dulzura (vamos, que a mí me revienta bastante que pongan siempre a los orkos como puching-balls para estos...¬¬).

Sergio José dijo...

Nunca jugué a Warhammer. Me dedico a pintar solamente (más que nada porque no tengo amigos pa jugar :(). Llevo 15 años queriendo jugar, jopetas XD.

Aunque llevo como 3 años sin pintar por falta de dinero. Se ha vuelto terriblemente caro. Y tengo mil miniaturas esperando...

No me sirve tu justificación, sigue pareciéndome exagerado que se muevan como si no llevaran ropa XD.

Y sí, ¡siempre usan a los orkos como carne de cañón, bastaaa!

Después de hombres lagartos, tenía la ilusión de aprender a hacer transformaciones complejas con masilla y tal y hacerme una banda de orkos a lo Mad Max...

A ver si me toca la lotería XD

Luis Bermer dijo...

Pues tienes que probarlo, Sergio. Búscate un club, una tienda, alguien que quiera por tu zona... es un juegazo, infinito.

A mí pintar no me ha gustado nunca (todavía tengo minis de hace ¿20 años? sin pintar), pero luego lo agradeces. Y sí, es un hobby bastante caro. Aunque una vez hecha la inversión, tienes ejército para toda la vida. Yo voy con necrones y orkos.

Genial lo de los orkos a lo Mad Max. Tienes que hacerlo. Yo opté por pintarlos de otro modo; pero ahora creo que también los haría así: no hay nada que les pegue mejor. Aquí tienes mi (churro)blog sobre ellos, a ver si te animas ;)

http://universo40k.blogspot.com/

Sergio José dijo...

Si de pequeño iba mucho por el Games Workshop local a ver jugar a la peña por las tardes. He visto jugar mucho, y me leía TODOS los relatos de partidas de las White Dwarf XD.

El problema es que no he tenido la suerte de conocer gente con estos gustos, así que se quedó la afición en el trasfondo y en pintar. Que ya es, supone una satisfacción enorme. Tuve un colega con el que empezamos a pintar y esperábamos jugar, a los 15 añitos, pero se fue a vivir a Valencia :(

Pues en el 2008, con el finiquito de un curro, retomé la pintura después de 6 años y compré un montón de pinturas y pinceles y de miniaturas. De pequeño hacía orcos del Fantasy, luego pasé a Hombres Lagarto. Pues compré un ejército entero de éstos, algunas miniaturas sueltas, he incluso el Estegadón nuevo. ¡Y lo tengo todo sin pintar! Pinte algunas miniaturas sueltas y me quedaron increíbles (no sé cómo las pinté), y un regimiento de eslizones que me quedó horrible tras una prueba fallida.

En cuanto tenga curro (dentro de aaaaños XD) quiero retomar la pintura, y si las cosas mejoran, tomármelo seriamente, porque después de escribir y leer, y la fotografía, esta es la afición que más me ha llenado. Además, quiero pasar al siguiente nivel: masilla XD.

Vi tu blog hace tiempo, pero como ya has podido ver, apenas tengo tiempo para visitar con asiduidad los blogs que más visito como para meterme en más XD. ¡Pero lo tengo presente!^^

Luis Bermer dijo...

Yo también me leía esos artículos! :D Y me la compraba, hasta que se convirtió en un puñetero catálogo vende-vende.

Casi todo el mundo que conozco, se acaba pasando del Fantasy (que también es un gran juego, ojo) al 40K. Conociéndote, fliparías con él. Búscate a alguien por esas tiendas, y lo pruebas. Si la persona es como debe, lo pasarás genial. Y alguien habrá, joer :)

Yo en tu lugar (y te comprendo bien: en un mes y pico vuelvo a la puta calle), vendería el ejército del Hombres lagarto (si no los vas a volver a tocar, y no les tienes cariño especial), y me compraba uno de orkos por Ebay o así: ahora hay ofertas impresionantes, de gente que se los quita de encima, por necesidad o por dejarlo definitivamente.Échales un ojo, y piénsatelo. Lástima no vivir más cerca, sino buenas partidacas que íbamos a echarnos :D

Nah, el blog es casi por sacar foticos que tenía por ahí; lo tengo cuasi-abandonado.

A ver si sacan algún día alguno online bueno, rápido de jugar y tal ;)

Sergio José dijo...

¿Vender los hombres lagarto? P-pero ¿qué clase de blasfemia es esa? Nooooo XD.

Adoro los Hombres Lagarto. Soy fanático de las culturas precolombinas, y aunque están representadas de forma muy superficial, me encantan los saurios. Tenía muchos planes de transformaciones y tal. Y mucho poliestireno para hacer dioramas y estructuras (pero no espacio :().

Cuando pueda iré pillando orkos, pero no quiero un ejército, sólo las miniaturas que pueda transformar para crear la banda del Loko Max y el Humunguz XD.

También quiero mirar de conseguir hacer las miniaturas de los personajes de mi relato, Deus Ex Nuke, lo cual veo más complicado, pero no imposible^^.

Aquí es que, en Mallorca, en este pedrusco, hay poca gente.

Luis Bermer dijo...

Perdón por la blafemia entonces, pobrecicos lagartines :D

Jeje, ya verás que cuando empieces, querrás que la banda del Loko Max tiende al infinito...

Seguro que puede modificar minis para conseguir lo que buscas. Hay de todo ahí fuera, amigo ;)

No te creas que Extremadura es mucho mejor. Y encima el mar es de piedras y encinas...¬¬

Azramari dijo...

Ah un juego que he querido jugar desde que salio, espero que pronto.

El mundo del 40k es increible en cuanto a transfondo se refiere,me gustaba mucho el de Necrones, hasta que lo echaron a perder en la ultima edición. Lastima que no puedo decir nada del juego de tablero, aqui llama muy poco la atencion asi que de jugar nada y de coleccionar, mejor ni hablemos.

Mas que la velocidad del personaje yo tengo otra duda

¡Que no se supone que la sangre de los orcos es verde?

Luis Bermer dijo...

Te gustará, Azra, aunque sólo sea ya por la ambientación.

A mí el universo del 40K me fascina; no será lo más original del mundo, pero da igual. Yo también disfruté mucho leyendo el trasfondo necrón en su día.
Pues el juego de tablero tienes que probarlo, amigo. No se necesita demasiado para empezar: la gente se deshace constantemente de ejércitos enteros en ebay y, con un solo interesado en jugar te sobra (yo empecé a jugar con 15 años con el viejo amigo Valen, y hasta hoy. Improvisábamos el terreno con libros, cajas y lo que tuviéramos a mano, con el suelo por tablero...). El juego demuestra bien lo que ocurre en las guerras de verdad -y en cualquier otro tema también-: ningún plan aguanta su choque con la realidad. Y ahí está la diversión: las situaciones concretas que se dan, obligándote a improvisar, a sacar lo mejor de ti bajo el fuego... y divirtiéndote con ello. Se dan momentos épicos, en serio. Sé que, probablemente, será al único juego que jamás me cansaré de jugar.
Además, tiene algo de comunión demoniaca: te gastas tu pastica en las minis, las montas, las pintas, le dedicas tu buen montón de horas... y tal vez por eso ¡sufres luchando con ellas! ¡No puedes permitir que mueran! :D Quien lo ha probado, sabe a qué me refiero :)
Y menudas maravillas de miniaturas te quedarían a ti, Azra... algún día te tienes que hacer con algunas ;)

Al final decidieron que la sangre de los orkos fuera roja -en el de tablero también, ojo- (¿por impresionar más?)... pero lo gracioso es que su origen es ¡vegetal! (no podía creerlo cuando lo leí xD); se reproducen por esporas (por eso no hay orkas tampoco xD), y de ahí que haya tantos expandiéndose por el universo... flipante :D

Mola zer verdozo xD

Sergio José dijo...

Secundo tus palabras, pese a no haber jugado. ¡Ay, cómo me gustaría, joder...! :(

Soy un desgraciaíto XD. Problemas del Primer Mundo, me dice siempre un amigo XDDD

«Además, tiene algo de comunión demoniaca: te gastas tu pastica en las minis, las montas, las pintas, le dedicas tu buen montón de horas... y tal vez por eso ¡sufres luchando con ellas! ¡No puedes permitir que mueran!»

Sin haber jugado, he sentido exactamente eso que dices: comunión. El proceso es increíble. Hay gente que compra miniaturas ya pintadas y sólo juega; bien, está bien, pero es que la sensación de montarlas tú, limar las rebabas, añadir masilla, pintar la capa base y tirarte días pintando... ¡Buf! Es increíble, es una sensación única. Y si luego juegas, debe de ser...

Luis Bermer dijo...

A mí es el único juego que me ha tenido así durante (tantísimo) tiempo :)

Por eso dicen que es algo más que un juego: es un hobby completo. Montar, pintar, modificar (crear), leer, pensar estrategias, jugar... El último paso es el que, para mí, le da sentido a todo... así que ya sabes ;)

Cuéntanos cuando se sepa algo de la banda del Loko Max :D

Sergio José dijo...

Reza porque termine el curso de Farmacia de FP que llevo haciendo desde hace dos años y que encuentre curro rápido, y que en esa farmacia me paguen, puesto que NO están pagando a los currantes (culpa del Estado, no del farmacéutico) XD.

Entonces retomaré las miniaturas y me pondré con la Banda del Loko Max.

Luis Bermer dijo...

Si el mundo sobrevive, que se prepare el mundo :D

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin