domingo, 30 de octubre de 2011

EL SABOR DEL TÉ (Katsuhito Ishii. 2004)


Tras la absoluta demencia de "Funky forest: The first contact", me he lanzado a ver esta otra de Ishii, que cuenta con cierto reconocimiento. Desde luego, aquí las idas de olla están bastante más restringidas :D Se trata de una película sin una trama específica -algo que, ya voy viendo, es bastante habitual en el cine oriental... y me agrada bastante, por lo impredecible, sobre todo-. Cuenta la sencilla vida de los miembros de una familia, algo peculiar, pero sin más extravagancias de las que podamos tener cualquiera. Una madre animadora, un padre común y corriente, un abuelo cantarín, una niña con un superego gigante que la acompaña y sus hermanos, un ingeniero de sonido (el "guitar-brother" de "Funky forest") y un adolescente flipadísimo con el "Go" (una suerte de ajedrez oriental, que casi me pica a investigar... :D).

La película discurre con diferentes escenas de cada uno de ellos, en un tono pausado, naturalista y tranquilo (de ahí las casi dos horas y media de metraje), que no resulta aburrida pero que puede hacerse pesada del tirón. Tiene algunos momentos entrañables, otros divertidos, y una onda surrealista que emerge de vez en cuando que a mí me ha gustado, una suerte de "realismo mágico" (concepto que me repatea, pero que explica bien lo que pretendo transmitir), que hacen del conjunto una experiencia sedante/onírica que te deja pensando "en el fondo, la vida se parece mucho a esto, por raro que parezca a priori".

Si queréis ver una película no convencional, y buscáis algo que emane tranquilidad y falta de prisas, puede ser una buena opción ;)



4 comentarios:

Bolzano dijo...

Esta creo que en casa la podríamos ver.
Veo que has sido bueno y le has dado otra oportunidad al director, jejej.

¿Has jugado a GO? Yo sí, y la verdad es que engancha mucho.

Saludos

Luis Bermer dijo...

Sí hombre, por qué no :D

Qué va, no he jugado nunca al Go (en su día me dio por el ajedrez, ya ni eso). Me ha llamado la atención, eso de jugar con dos kilos de piedrecicas xD Seguro que mola.

Hasta luego, Bolz.

alcorze dijo...

Te estás volviendo todo un experto en pelis de estas orientales ;)

Luis Bermer dijo...

Qué va, qué va, maño; sólo me estoy asomando a este cine, y me encanta el espíritu que estoy encontrando detrás. Tan en las antípodas de tantas cosas que aquí consideramos "normales" (sin serlo).

Seguiremos investigando :)

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin