miércoles, 24 de agosto de 2016

MUDANZA VIRTUAL


Recuerdo la motivación inicial fundamental por la que comencé a escribir relatos: "por ver escritas historias que me hubiese gustado encontrarme como lector". Esto fue mucho antes de que internet fuese algo popular. Y luego el hecho de difundirlas por internet; aquí la motivación fue: "compartir, por si a alguien le interesan, además de recibir feedback de las mismas y que no quedasen en un mero ejercicio autista".

Ahí hubo una época bonita (foros, blogs, webs...), donde había bastante dinámica y contacto cercano con bastantes lectores/escritores. Luego llegó Facebook/Twitter, y para mí ahí terminó esa atmósfera y el gusto por hacer vida social digital como hasta aquel entonces. Lo reconozco, es cosa mía, no de esas excelentes plataformas. Se ganó en rapidez, inmediatez, sobresaturación de información, y para mí cualquier atisbo de encanto por esa dinámica. Lo reconozco, es cosa mía, nada más. No me gusta la pornografía emocional, ni sacarle fotos a los garbanzos que me como, ni enseñarle mis putas vacaciones a medio mundo, ni las adorables caritas de mis hijos (¿qué pensarán de mayores de todo esto?) si los tuviera... a lo mejor es que soy demasiado radical, pero paso de toda esta mierda, en serio. El que se quiere comunicar de verdad, lo hace, creedme.

Y este blog, que nació, por un lado, para servirme de recordatorio de cosas que voy leyendo, viendo... y la impresión que me dejaron, y bueno, por si a alguien mi opinión sobre algo -por afinidad con mis gustos- le puede orientar a la hora de elegir ciertas cosas que echarse a los ojos o las manos. Aquí también se han vivido buenas conversaciones con excelentes amigos/as a lo largo del tiempo, las recuerdo bien.

Para mí, lentamente, y aunque sigo leyendo los blogs de los más cercanos compañeros/as (David, Alcoze, Sonia...) también ha ido pasando mi gusto por comentar / que me comenten -los blogs funcionan así, no nos engañemos-, por lo que he ido viendo que no tiene mucho sentido seguir publicando por aquí.

Sobre todo teniendo una web que pago (anti)religiosamente, jeje.

Así que he decidido unificar todo lo que vaya produciendo (reseñas, relatos... etc) en luisbermer.com, dejando este blog casi que para mi uso para ver el blogroll de los viejos amigos/as y poner entradas de anuncio cuando saque cosas nuevas en la web, para los que queden interesados en lo que voy escribiendo.  

Por supuesto, todo comentario será allí agradecido y contestado. Es simplemente un cambio de lugar, no duplicar cuando todo puede encontrarse en un único sitio. ¿Para qué bajarte al garaje cuando puedes hablar desde el salón? Pues eso. Que de momento, no me rindo ;)

Así que, si queréis, ¡nos seguimos leyendo por la web!




4 comentarios:

David Gómez dijo...

Muchas gracias por tu mención, yo también te podría mencionar como uno de los blogs que más me han aportado a la hora de dedicarle mi tiempo (y no me pongo sentimental que no te gusta, jajaja).
Todo va muy rápido y cada día queda menos tiempo para todo y más si quieres llegar a muchos sitios. Por eso se debe elegir bien y leer tus relatos y tus publicaciones son una buena elección. Creo que nunca me he aburrido con ellos.

Seguiré tus andanzas en la web o en el blog.
Un abrazo.

Luis Bermer dijo...

Mi mención no es nada en comparación con el apoyo que desde tu blog llevas dándonos desde hace años a escritores no demasiado "mediáticos", una labor no solo generosa, extraña incluso, que nunca será premiada en su merecida medida.

Como decía, saber que personas como tú andan ahí "detras de la pantalla" siempre ha sido una motivación para seguir, e intentar mejorar, eso no lo dudes, David.

Y sí, todo avanza y evoluciona, y es normal tener que priorizar, elegir. También esto tiene su lado positivo, y es que te centras en lo que verdaderamente es esencial para ti. En ese sentido, ya voy viendo por ejemplo que yo tengo que evolucionar del cuento a la novela, y ese será el siguiente salto cuántico, cuando el tiempo y la disposición mental lo permitan, jeje.

Un abrazo y gracias por seguir ahí, David. Nos leemos!

David Gómez dijo...

No creo que tengas problemas para pasar del cuento a la novela, pues algunas de tus publicaciones ya son novelas cortas.
No te pongas presión, sigue escribiendo como sabes hacer y lograrás tu objetivo.

¿Y extraño, por qué? Quizás estamos tan llenos de mierda en nuestro día a día que nos pueda parecer extraño que alguien apasionado por los libros quiera ceder el salón de su blog para hablar de los libros que ha leído. Sí, sé que haciendo esas reseñas, dedicando mi tiempo a autores poco conocidos las visitas a mi blog no serán tan buenas como otros blog que hacen reseñas, pero sé que los cientos que se pasan lo hacen con gusto y que algunos encuentran autores nuevos que leer. De eso se trata.

Ya sabes que puedes contar conmigo para lo que sea, menos para una guerra. De eso paso.
Un abrazo.

Luis Bermer dijo...

Gracias por tu confianza y palabras de apoyo, David.

Al final se trata de defender y apoyar con tiempo y fuerza aquello que consideramos digno de tales energías: géneros como el terror, el policiaco, a los autores que empiezan... como te digo, es inspirador ver a personas como tú que persisten a lo largo de los años. Como dijo aquel, "quien resiste, gana" ;)

E igualmente alienta ver que no somos pocos los que seguimos arrastrados por la corriente de la lectura/escritura, algo que nunca morirá, como Cthulu ;D

Un abrazo amigo, por aquí nos vemos.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin