miércoles, 8 de agosto de 2012

LA SOLEDAD DE CHARLES DICKENS (Dan Simmons)






Tras leer en su día "Hyperion" y recientemente "El terror" (que me gustó mucho), he seguido con este libro de Dan Simmons, escritor realmente bueno. "La soledad de Charles Dickens" (traducción bastante absurda y de peli de sobremesa. El original era "Drood", menos comercial y más congruente con la historia -es uno de sus personajes principales-).

La novela juega a mezclar realidad y ficción constantemente: es novela histórica (por los datos reales acerca de Charles Dickens y su amigo Wilkie Collins -el protagonista/narrador-), policiaca, de misterio, terror, suspense, ambientada en un sucio y sórdido Londres victoriano, con un tono general bastante oscuro y que gira en torno a la creación literaria, los celos entre escritores, y lo que podría haber sido la vida de estos dos autores bordeando el misterio sobrenatural y lo fantástico. En ese sentido, Simmons ha conseguido crear una ambientación muy sólida y creíble, donde el lector siempre tiene la duda de hasta qué punto es "real" todo lo que se está contando. Sin duda, uno de sus puntos fuertes, y lo que a mí personalmente más me ha gustado.

La novela es larga. Muy larga. Demasiado larga: más de 800 páginas. Me leeréis muchas veces quejarme de esto, y podréis pensar "joer, qué tío más vago, lo que le cuesta leer". Pero no se trata del número de páginas, sino lo que estás contando realmente en ellas, y si la historia las justifica. Por poner un ejemplo cercano: su novela "El terror" tiene un número similar de páginas y se lee sin embargo en un suspiro. Eso no ocurre con "La soledad de Charles Dickens". Cuenta demasiadas cosas intrascendentes, perdiéndose en largas frases (sí, imitando bien el estilo de escribir en esa época) detallando aspectos cotidianos que, a la larga, te acaban cargando sobremanera. Además, repite demasiadas veces ciertos giros o expresiones. Yo acabé hasta las narices del "Mi querido Wilkie" con el que Dickens se dirige a su amigo una vez sí y otra no, a lo largo de todo el texto, o las "tomas de láudano" del protagonista, cada dos por tres, dándote la sensación de que el hombre es un pozo de opio. Entiendo que el ambiente se construye a base de páginas, pero uno nota perfectamente cuando llega el límite del abuso y lo reiterativo. Lo peor del libro, sin duda, que encima me toca en el punto más débil que tengo ahora como lector: si noto que me estás haciendo perder más tiempo del debido... malo.

El hecho de conocer las obras de estos autores (yo leí algunos de Dickens de adolescente, pero apenas guardo recuerdos de ellos, por lo que no creo que me aportasen demasiado) no se requiere para disfrutar del libro, pero sí que ayuda a crearte otra dimensión ambiental, más enriquecida, por así decir. De alguna forma, te ayuda a posicionarte y entender mejor las posturas de Wilkie.

Algunos detalles que sí me han gustado especialmente son las referencias que se hacen a "El terror" -con una representación teatral que hacen de "Profundidades heladas", basada en esa misma historia-, a Poe -aunque algo forzada- y otros elementos oscuros y góticos de aquella época.

En resumen: un libro disfrutable sobre todo si eres amante de esa ambientación victoriana y la figura de Dickens, y no te importa leer unas cuantas cientos de páginas de más engordando una historia que no las necesitaba.

LA SOLEDAD DE CHARLES DICKENS en AMAZON

6 comentarios:

alcorze dijo...

Hace tiempo que lo tengo pendiente de leer y no lo comienzo porque me parece que es demasiado largo. A ver si cojo un época tranquila y lo comienzo algún día. Auqnue se me cuelan libros entremedias por todos los lados.

¡Un saludo!

Luis Bermer dijo...

Te parece bien :)

doctorlecter dijo...

A mí me pasó lo contrario, leí este antes del Terror, y luego me entraron ganas de leer algo de Dickens, Cuento de Navidad y Oliver Twist, que por cierto me gustaron mucho, y también tengo ganas de leer La Piedra Lunar de Collins. El libro, como dices, es bastante largo, quizá demasiado, y no es tan de terror como yo me imaginaba en un principio, pero me gustó mucho, y desde entonces Simmons se ha convertido en uno de mis escritores favoritos. Hay que ver el talento que tiene, chico. Me he leído los de Hyperion, el Terror,éste y los fuegos del Edén, y tengo pendiente leerme los de Ilion y Olimpo, a ver que tal. Saludos cordiales.

Luis Bermer dijo...

A mí también me parece un excelente escritor: tiene cosas que contar, imaginación, estilo fluido, y sabe crear ambientación. La buena noticia es que aún me quedan bastantes cosas por leer de él :)

Pero para mi gusto, aquí se pasó tres pueblos. Se nota que a la historia le sobran páginas por todas partes, por los detalles en los que se centra y las reiteraciones... ¿Has contado cuántas dosis de láudano se mete el Wilkie entre pecho y espalda? Puede que docenas, y te las cuenta todas.

Un escritor a seguir, sin duda.

Saludos Doctor Lecter!

David Gómez (Bolzano) dijo...

Tengo pendiente "El terror" (que caerá algún día), pero este no sé yo.
Ambientación victoriana, puede pasar. 800 páginas: no tengo miedo, pero si tiene muchas de relleno y el ritmo no es vivo, no sé.

De momento, "El terror" y si me animo, mucho, pero que mucho, me puedo liar con este.

Buena reseña y gracias por ir cerrando el círculo del autor.

Saludos

Luis Bermer dijo...

"El terror" puedes leertelo sin ningún tipo de reserva: está genial. Y después, puedes seguir con "Hyperion" y "La caída de hyperion", de corte ciencia-ficción, absorventes y alucinantes también. Le puedes dar una oportunidad también a éste: a mí no me disgustó del todo, pero lo veo muy por debajo de los otros, sobre todo por algo subjetivo para mí, como es el abusar de páginas con la historia (algo que no había hecho antes, a mi parecer).

Simmons es un tipo que domina registros muy diferentes, algo que habla muy bien de su capacidad creativa.

Saludos, David.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin