lunes, 23 de abril de 2012

MELANCOLÍA (Lars Von Trier. 2011)


(SPOILERCILLOS OCASIONALES)


Mi buena amiga Tina me invitó a ver esta película, así que claro, no me he podido negar :D

 Es del controvertido cineasta Lars Von Trier, conocido por su rollo Dogma y pajas mentales varias y elevado  por cierta pseudo-intelectualidad gafapastística a nivel de tótem idolatrable. Yo como soy inmune a toda esa clase de efectos halo y merchandosos, me centro en lo que he visto, y lo que me parece.

Melancolía se divide en dos partes, contando cada una la vida de dos hermanas bien distintas, en las horas previas en las que el planeta Melancolía se aproxima a la Tierra con intenciones colisionantes. Ese es el imaginativo escenario, que me gustó (juega con esa metáfora, de que la melancolía nos puede golpear en cualquier momento. En cierta parte, el planeta parece alejarse, para luego volver. Así que la metáfora es clara como el agua). Las dos hermanas vienen de una familia desestructurada, y la película deja sutilmente a entender que eso está en el fondo de las formas de percibir y enfrentarse al mundo, diferentes, pero igualmente dañadas, de ambas.

La primera parte se focaliza en Justine (La Kirsten), el día de su boda, que deviene en desastroso, debido en parte a las intervenciones fuera de tono de su amargada madre, y a la depresión de la protagonista, que se hace patente. Esta parte no me resultó creíble, la encontré muy forzada, con situaciones inverosímiles y la molestia constante del montaje a hachazos del estilo del Lars éste (sí, muy personal tío, pero una puta mierda incomodísima de ver -supongo que los gafapastas se correrán con esto. Yo no). Lo que sí me gustó es cómo se representan los síntomas de la depresión de la protagonista (se queda dormida sin poderse ni mover de la cama, incluso con ayuda... etc) Ah, y el escote de la Kirsten en traje de boda, también me gustó.

 Justine y su escote

La segunda parte se centra en su hermana Claire, una vez pasado el día de la boda.  Durante ese día, Claire la ayudó como nadie, intentando que la depresión no hundiese la boda, a que todo estuviese bien organizado... en definitiva, Claire es la mujer adaptada a la normalidad del mundo, sus relaciones sociales y demás (mientras que para Justine la vida cotidiana es un infierno insufrible). Sin embargo, ahora que el planeta Melancolía parece estar a punto de terminar con el mundo, Justine se hace fuerte -tal vez porque está deseando morir, y el fin se acerca-, mientra que su hermana se hunde en el pánico y la desesperación (al igual que su marido, que era el hombre fuerte en la primera parte). Ese contraste existencialista también me gustó mucho, y creo que es el pilar y la moraleja de la película.


Lo que más me gustó:
-La fotografía: realmente es muy bonita de ver, con un toque poético, suave y onírico, casi en cada fotograma.
-El escote de la Kirsten en traje de boda.
-Es una historia sencilla y directa. Cuenta lo que cuenta, y punto.
-Las escenas que muestran el planeta Melancolía. Muy realistas y bellas a la vez. Te lo puedes llegar a creer perfectamente.
-Cómo se muestran los síntomas de la depresión. Cuantas más películas se hagan sobre esto, mejor, pues es la enfermedad que nos va a devorar vivos (eso si salimos vivos de ésta, claro).
-El trasfondo existencialista, y la relación entre las personalidades de las dos hermanas.
-El escote de... ¿eeh, lo he dicho ya?

Lo que menos me gustó:
-El petulante y estúpido montaje a pedos que tanto le gusta al Lars éste... es como ver una película mientras te caes rodando por las escaleras. Cuando lo veáis, sabréis a qué me refiero. Por fortuna, creo que en su segunda parte abusa bastante menos de él -con lo que todo gana, claro-.
-Lo poco verosimil, en general, de la primera parte.

 En resumen: sin ser una película fundamental, si que merece la pena verla.

7 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

A mí me gustó muchísimo, tanto como Anticristo.
El plano final es para quitarse el sombrero.

blancadamisela@gmail.com dijo...

El amigo Lars, siempre tan "animao"... aunque hay que reconocerle que es de los pocos que penetra las superficialidades. Gracias por la opinión!

Luis Bermer dijo...

La de Anticristo ya me picas a verla, Dr. Gonzo. Si me animo con ella, la comentaré :)

Pues sí, amiga, mu alegre todo :D
El caso es que mejor esto que cualquiera de esas comedias que se sacan de la manga... no veas las que me doy de llorar con ellas xD
Gracias a ti por leer y comentar! :)

Andreu Romero dijo...

Estupendo resumen, me encanta que alguien siga vivo criticando las "cosas" del cine ^^. Yo no puedo ver al Trier, lo ejecutaría a pellizcos al individuo este, porque por su culpa perdí dinero y pasé unos días sintiéndome enfermizo por algo suyo que me compré... por accidente.
Sigue así, dando caña sin piedad >: )

Luis Bermer dijo...

Gracias, Andreu. Qué va, yo sólo soy un crítico no-muerto xD, los hay por ahí que le echan muchas ganas a esto :)

Sí, el Trier tiende a impregnar lo que hace de un aire vacuo, pretendidamente profundo y no siempre conseguido. Pero ésta se puede ver sin demasiado problema, e incluso bastante gusto en determinados momentos. Salvada ;)

Hasta pronto, Andreu!

David Gómez (Bolzano) dijo...

Yo la tengo pendiente y con ganas, y más después de leer tu resumen.

Lars es Lars, ya se sabe.

Saludos

Luis Bermer dijo...

A ver qué te parece a ti, David. Ya nos dirás :)

Y lo de Lars queda bien definido en esto xD:

http://www.youtube.com/watch?v=rs_5QanPtQM

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin