sábado, 21 de mayo de 2016

NO ES PAÍS PARA VIEJOS (Cormac Mc Carthy, 2005)

no es país para viejos cormac mc carthy

Tras las lecturas de "La carretera" y "El sunset limited", he seguido leyendo cosas de este autor que, de momento, no me ha decepcionado en ningún momento. Turno ahora para "No es país para viejos", de la que también vi con agrado su película (2007) cuando salió.

Tras un negocio desastroso de intercambio de drogas/dinero en la frontera entre EEUU, la trama transcurre entre los principales personajes implicados, a saber: Moss, un veterano de Vietnam (hay varios en el libro) que se encuentra casualmente con los restos de la trifulca, y decide llevarse una bolsa con la pastarraca. Carla, su mujer. Chigurh, un asesino implacable enviado para rescatar el dinero -y no dejar títere con cabeza en su camino-, y el Sheriff Bell, veterano de la II G.M, y principal protagonista.

Tanto el escenario como los personajes cuentan con el suficiente carisma e interés como para que la historia transcurra con solidez y enganche (lo principal). El salto de puntos de vista, las escenas de acción y diálogos... no hubo nada que no me gustara o me "desconectase" en ningún momento, y eso es para mí ya un logro cada vez más valorable. El estilo seco, escéptico, sin floriturias literarias, le va como anillo al dedo a todo lo que nos cuenta, y te va dejando un poso de desazón ante esta visión poco esperanzadora de la humanidad. Y a mí, no puedo evitarlo, esa sensación de "no quiero autoengañarme, esto es lo que hay" me gusta :)

Si algo destacaría como lo mejor del libro, para mí al menos han sido las reflexiones que sirven de introducción al principio de cada capítulo (en cursiva) del Sheriff, su honestidad, su visión de las épocas que ha vivido y la comparación entre ellas, cómo va evolucionando la sociedad, y no precisamente para bien, y la indiferencia generalizada ante los desastres cotidianos que se van sucediendo, como síntomas de cambios profundos  en valores y costumbres que, tal vez, prefiramos no mirar a los ojos.

Un libro muy solvente y con carga de profundidad, a la par que entretenido sin fisuras, si te apetece una historia no especialmente alegre ni esperanzadora. 




LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin