jueves, 24 de marzo de 2016

LA CANCIÓN DE KALI (Dan Simmons, 1985)

La canción de kali


Dan Simmons nunca me ha defraudado como escritor, tras haber leído los libros de Hiperion, u obras como "El terror" o "La soledad de Charles Dickens", de las que guardo muy buenos recuerdos de lectura. Vamos ahora a echar un vistazo a su primera novela, con la que ganó prestigiosos premios literarios -algo que, en el fondo, para mí al menos nunca significa demasiado a título personal como lector-, "La canción de Kali".

Brevemente, y sin destripar nada, la historia cuenta las andanzas de un periodista (Robert Luczak), que desea viajar a Calculta -a pesar de las advertencias en contra de su amigo editor, Abe- para investigar la supuesta reaparición de un gran poeta dado por desaparecido / muerto con un nuevo manuscrito, y que podría publicar en la revista literaria para la que trabaja. Este viaje, en el que se embarcan también su mujer india Amrita y su pequeña hija de siete meses, servirán para sumergirse en el corazón oscuro de Calcuta y el misterio en torno a un ancestral culto a la diosa Kali.


¿Qué me ha gustado de "La canción de Kali"?

Fundamentalmente, me gusta como escribe Simmons, sea lo que sea. Te hace creíble e inmersivo cualquier ambiente que describe. Tiene un ritmo bastante ágil -salvo cuando le da por entretenerse en aspectos no demasiado esenciales-, dibuja personajes bien definidos y creíbles, y consigue crear adicción por seguir leyendo, algo que para mí es piedra angular de cualquier buen escritor.

En esta historia, la mezcla de elementos propios del terror (algunas escenas impactan por su crudeza, lugubrez y ambiente insano), el suspense e investigación propios del género policiaco / negro (con inspectores y contactos de aquí para allá), con un resultado que considero bastante atractivo para lectores como los que os soléis pasar por aquí.

Por otro lado, todo lo referente al culto a Kali, cruel diosa que se ríe del tiempo, -y que al parecer ha contado / cuenta con seguidores reales-, con sus aspectos sobrenaturales y más terrorificos, hacen su aparición en los momentos más interesantes del libro, con alguna que otra escena sobrecogedora. También que la ambientación transcurra en Calculta, una localización exótica y no demasiado habitual en nuestras lecturas es algo que me ha gustado bastante.


No me gustó:

-La pareja protagonista. Me cayeron mal desde el principio, con su estilo de vida e intereses propios de snobs pijeriles de mierda, y no empaticé con ellos sino hasta la segunda parte de la historia. Luego el protagonista, con su forma de hablar ("volveré pronto, pequeña", pff), no ayudó nada. Es algo totalmente subjetivo, lo reconozco, pero afectó bastante a mi lectura.

-La imagen de Calcuta. Simmons se centra en el aspecto sucio y caótico de la ciudad hasta puntos creo que extremos. Desde luego que la ciudad tendrá todo esto, y mucho peor, pero se me hizo excesivo este punto de vista (llegando a "bucear" en callejones de basura, literalmente). Ligado a lo primero, la percepción de su población, con momentos estilo "The walking dead", donde Robert casi muere bajo hordas-zombi en busca de sus monedas... En esta escena me hubiese gustado que, además de sus dineros, se hubiesen llevado también sus occidentales miembros para echarlos al puchero y cenar a cuerpo-rey. Ya puestos ¬¬

En definitiva, un buen libro de Simmons, -para mí no a la altura de otras cosas que le he leído-, pero que muy probablemente te entretendrá y gustará por igual. Solvente y efectivo.




  

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin