sábado, 31 de octubre de 2015

GEARS OF WAR - JUDGMENT (Xbox 360, 2013)

gears of war judgment

"Gears of war judgment" es la cuarta entrega de esta saga de acción futurista, y que para mí es tal vez uno de los juegos de disparo más redondos y divertidos de los últimos años (no solo éste: la saga entera).

En resumen, la humanidad se enfrenta en guerra abierta a una especie de larvas -con aspecto de orkos / trolls warhammerianos- llamadas Locust, poniéndonos en la piel de diferentes soldados que intentan acabar con esta amenaza. Eso es general. Concretamente en este "Judgement", se nos cuenta la historia a través de capítulos / testimonios (uno por personaje) en los que estos se enfrentan a un juicio por desobedecer las órdenes de su superior militar.

Si nos vamos a los distintos aspectos del juego, os diré que a mí siempre me ha encantado el resultado final conseguido: tiene un universo propio claramente reconocible, y creíble: una especie (Locust) con distintos tipos de tropas especializadas (cuerpo a cuerpo, disparo, monstruosidades...), una jugabilidad genial, con enormes dosis de inmersión y acción desenfrenada. El gore y las brutalidades de la guerra se muestran sin reparo. Un aspecto gráfico que roza la perfección, cuidado al máximo detalle y donde todo fluye como el agua. El sonido y la música acompañan como deben, y la historia en sí resulta carismática y atrayente. Lo dicho: rozando el diez para mí.

Por otro lado, el multijugador - hordas (del Gears 3) sigue siendo uno de los entretenimientos más divertidos que he tenido en pantalla... el reto que supone superar horda tras horda con amigos resulta más viciante que un saco de pipas; yo no sé las cientos de horas que le habré echado ya :D

Y a los que hayáis jugado a la saga, este "Judgement" os puede resultar un tanto más directo y simple, pero no por ello menos atractivo. Además, cuenta con -aparte de nuevas armas que disfrutar, jojo- un capítulo extra (repercusiones), que nos cuenta un cierto suceso adicional del Gears 3. Su multijugador, aún por probar... pero promete, y mucho.

En definitiva, un juegazo que no puedes dejar pasar: obra de arte + vicio puro.



LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin