sábado, 19 de septiembre de 2015

REGRESO (Theodore Sturgeon, 1963)


Theodore Sturgeon es otro clásico escritor de ficción del siglo pasado (jo, cómo suena esto), que siempre me ha gustado por su estilo personal, imaginativo, de onda humanista y que camina sin límites entre el terror, la fantasía y la ciencia ficción, dando obras -bastantes relatos- de dispar carácter, normalmente interesantes, como "Más que humano" o "La fuente del universo".

Regreso es una colección de los siguientes relatos:

-Aptitud especial
-El cohete de Mewhu
-El hurkel es una bestia feliz
-El trueno y las rosas
-Mamparo
-Regreso
-Tiny y el monstruo
-Trío en un huracán
-Unir para vencer

Aquí hay de todo, sobre todo fantasía y ciencia ficción, muchas veces como eje del mismo relato. Algunos con un tono claramente de "cuento para niños", como El cohete de Mewhu, (donde una familia recibe con naturalidad la llegada de un curioso extraterrestre), o El hurkel es una bestia feliz, que en todo caso se leen con agrado por su esencia ingenua y "de otra época". Otros como Trío en un huracán, donde un matrimonio lucha contra las fuerzas de unión/desunión de su relación tras un hecho sorprendente, o Mamparo -un psicopático viaje espacial por parejas- tienen un transfondo adulto de los personajes que contrasta con la línea de los otros relatos, creándose un conjunto agradable y balanceado, donde como lector te ves inmerso en las historias con mucha facilidad, aspecto nada desdeñable, por cierto.

En resumen, una entretenida antología de relatos, que creo que disfrutarás si te gustan los cuentos en general, y que puede servirte como introducción al estilo de Sturgeon y lo que es capaz de ofrecer como escritor.


3 comentarios:

David Gómez dijo...

Siempre vas descubriéndonos autores nuevos e interesantes.
Sabes que me gustan mucho las antologías de relatos y en especial las Cifi, pero no sé, eso de que sea un poco para niños me da a mí que me quedaría con ganas de más.
con todo, apuntado, como siempre.

Luis Bermer dijo...

Más que infantil, es más bien un tono de narración sin oscuridades de ningún tipo, al estilo de la narrativa clásica de ciencia ficción, pero con encanto a la hora de escribir; a mí no me resulto rancio en absoluto :)

Si vas a empezar con Sturgeon, hazlo con "Los cristales soñadores": éxito asegurado ;)

David Gómez dijo...

Ok, tomo nota.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin