sábado, 27 de marzo de 2010

GREMLINS (1984)


Era un renacuajo cuando mis padres me llevaron por primera vez a Plasencia. De aquel viaje recuerdo tres cosas: el río Jerte, los altísimos pináculos de la catedral, y este cartel de la película Gremlins, que disparó mi imaginación. Ya de adulto, he vuelto muchas veces a Plasencia y los pináculos no me parecen tan altos -y eso que sólo estoy un metro y pico más cerca que en aquel entonces... xD-

Poco después, mi padre me llevaría a verla y salí radiante. Otra joya del cine fantástico de los 80, con su humor negro, su micromundo perfectamente creíble, sus efectos al servicio de la historia, escenas violentas no precisamente "infantiles", el entrañable Gizmo y sus perversos hermanos, la música... todo a gran altura. Y, al igual que tantas otras, consiguió filtrarse en la cultura popular (un logro nada fácil, y que habla por si mismo de su valía); aún hoy día no es raro encontrarse con algún comentario del tipo "joer con el niño éste, está hecho un Gremlin...".

Cómo echo de menos cuando las cosas se hacían así, con amor por lo bien hecho, imaginación y ese saludable humor macarra; más aún cuando nos toca nadar a diario en esta mierda de sociedad gilipollas de Zara´s (o sea, tía) y fantasmeo barato...

¿Para cuando esa máquina del tiempo?

"GREMLINS" en AMAZON


6 comentarios:

alcorze dijo...

Qué gran película y qué buenos recuerdos me trae!!!

Luis Bermer dijo...

Una época mágica, sin duda. E irrepetible.

Andreu Romero dijo...

La época que me perdí, como me dijiste. Pero la he visto, me crié con esas pelis y por eso veo que las modernas dan tanto asco. Como bien dices, son películas coherentes en sí mismas, como pequeños mundos propios. Lo de ahora no tiene pies, ni cabeza ni vergüenza.

Luis Bermer dijo...

Sin vergüenza, sobre todo.

Pobres chavales de hoy, creciendo con "Transformers", "Daredevil, el capullo" y otras lindezas del estilo...

Andreu Romero dijo...

Porque no has visto el tráiler de "El jacuzzi del tiempo" o algo así. El título lo dice todo. Dan ganas de linchar a alguien.

Luis Bermer dijo...

Así que..."¿El jacuzzi del tiempo, no?" jojo... y si va bien, la segunda parte: "El spa del alma"... joder, menos mal que me pierdo de la misa la media xD

Siempre he jugueteado con la idea de perderme para siempre en algún paraje fantasmagórico por ahí fuera del mundo... y cada vez se perfila más como la vía más cojonuda y saludable posible...:D

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin