martes, 29 de mayo de 2012

EL CORAZÓN DE LA MÁQUINA - Ilustraciones por GASTÒN BERGER

Gastòn es una amigo lector que ha tenido a bien inspirarse en uno de mis relatos de adolescente, "El corazón de la máquina", para uno de sus trabajos de diseño en la carrera que está estudiando. Aparte de ser un honor (que se fijen en lo que uno hace, habiendo millones de cosas mejores por ahí flotando), estos detalles siempre me dejan pensando en lo imprevisible de las acciones, en la extrañeza de la vida: un pequeño relato escrito una noche perdida de los 90, inspira a un joven (que ni siquiera habría nacido entonces) para un trabajo en 2012... si me lo llegan a contar entonces, hasta me habría temblado el pulso al escribir :D

Me ha gustado mucho el estilo de Gastôn en este trabajo: una suerte de Pop-art steampunk macabro, que te deja un poso de inquietud al mirar esas cuencas negras y vacías, esos engranajes incrustados en el hueso, tal vez como metáfora de esto en lo que nos hemos convertido: humanos dependientes de la tecnología, zombificados con chorros de información binaria a través de la red, casi como sustitutivo de una vida más "real", una vida que era pura ciencia-ficción en los 80... y que ahora es la nuestra cotidiana.




 Esos brazos cogiendo el corazón cableado, directamente unidos a la columna vertebral...brr

Muy curioso ver el texto incrustado junto a los diseños, como una nueva forma de leer el relato. Esos esqueletos con máscara de gas te dejan pensando...


La ciudad devastada de fondo, con esa luna sangrante y las calaveras contrapuestas, dejan una imagen impactante de conjunto, sí señor.

Esta me ha hecho gracia. El bueno de Gastòn ha cogido la que probablemente sea mi única fotografía por internet para presentarme. Gracias por lo de joven escritor: sin duda en esa foto lo era... debe tener 30 años o así xD

Y aquí una cascada de números cayendo sobre nuestros huesos, con fondo rojo para el final del relato. Muy acertado



Seguiremos de cerca los pasos de este prometedor joven, que seguro nos traerá nuevas e interesantes obras en el futuro próximo. ¡Muchas gracias, Gastòn!

viernes, 25 de mayo de 2012

MASS EFFECT 2 (Pc)


Me acabo de acabar (toma ripio) la segunda parte de Mass effect que, para quien no lo conozca, es posiblemente el mejor space-opera en videojuego de la actualidad (salvo que me haya perdido algo muy gordo sin saberlo xD).

El juego sigue los pasos de su hermano mayor, algo que no es de extrañar teniendo en cuenta lo detallado del universo que desplegaron en la primera parte: descripciones de diversas tecnologías, especies, planetas, culturas, armas... y prácticamente cualquier cosa que aparece en la historia, todo con rigor científico dentro de la ficción. Una enorme cantidad de trabajo, sin duda.

La trama principal también continúa por cauces paralelos: si en la primera habíamos de cargarnos a los Segadores que amenazaban la estabilidad de la galaxia... ahora son los Recolectores (¡viva la originalidad!), todo convenientemente envuelto en un misterio con interrelaciones entre sus componentes (¿Son los Geth una herramienta? ¿Y los Segadores de los Recolectores? y así...). Aquí se aprovecha todo.

Más podría considerarse una continuación que un nuevo juego, pues gráficos, jugabilidad y otras características siguen casi idénticas -brillando a gran nivel-. Y esto es su mayor virtud, pero también su peor defecto: es más de lo mismo (por lo que, si te gustó ese universo, disfrutarás como un enano), pero ya sin la frescura y sorpresa que traía el original... a mí me ha llegado a aburrir en algunos momentos, y eso que la historia y eventos están bien enlazados -tiene mucho también de "película cinemática"-. Es el lastre típico de todas estas segundas partes, sagas, trilogías y demás que nos bombardean ahora... ir a la seguridad de lo que tuvo éxito.

¿Lo recomiendo? Pues sí, es un gran juego en sí mismo, pero juégalo cuando tengas realmente ganas de surcar las estrellas de nuevo en la Normandía. Quedas avisado.






miércoles, 16 de mayo de 2012

TODO ES EVENTUAL (Stephen King)






Tenía este libro comprado desde hace ¿10 años? Supongo que lo adquirí en algún venazo o algo así. El caso es que las páginas ya han empezado hasta a amarillear y, bueno, tras leerme el tostón de Geralt de Rivia, me apetecía leer algo ligero, frívolo y poco "literario"... y me acordé del libro éste xD Stephen King es un autor para leerse preferentemente antes de los veinte años, ahí es donde uno puede disfrutarlo de veras, por sus temas, su forma verborreica de escribir y temas e ideas bastante tópicas. Yo me alegro de haberme leído montones de cosas suyas entonces, que me gustaron: sé que ahora, tras haber leído muchas otras cientos de obras, la comparación inconsciente me haría renegar de aquellas lecturas.

Creo que para ser buen lector de este autor tienes que tener una naturaleza profundamente cotilla, y con un punto de morbo, me explico: caracteriza y da ambiente a sus historias a base de contarte hasta la primera comunión de todo el que aparece por sus páginas (cientos de innecesarias páginas, a veces); cuando se desata en este sentido, a mí llega a aburrirme hasta la muerte (una verborrea que, cuando termina, notas que en el fondo no te ha contado nada que necesitases saber para la historia en sí), otras veces le coge el punto justo, y sí funciona para meterte en la historia y que sientas algo por sus personajes.

Leer este libro me ha vuelto a recordar otra de las cosas que no soportaba en King: que para dar ese toque "realista y cercano" de lo que es vivir en américa, de transmitir lo cotidiano allí, empiece a chorrear nombres de marcas comerciales, canciones, grupos... en serio, puedes coger casi cualquier libro de King y abrirlo por tres o cuatro sitios... si no aparece un McDonalds, Rolling Stone, Thunderbird o similares, es que el libro no es suyo. A veces he llegado a pensar que a este tío le tienen que untar pero a base de bien todas estas marcas, lo cual no tiene nada de malo, pero cansa al que lo lee (a mí, al menos); bastante tenemos ya con el bombardeo publicitario al que estamos sometidos por el mero hecho de vivir.

Dicho esto, hay que reconocer que King es un autor entrenido; para mí ahora mismo, el equivalente a una revista del corazón pero en forma de libro: cuando te apetece leer sin excesivas comeduras de tarro, ahí tienes a King, el equivalente a la Belén Esteban del terror xD Sus ideas recorren todos los tópicos del terror ordinario y clásico: habitación embrujada, asesinos con cuchillo, coches asesinos, máquinas que se rebelan y asesinan, perros que acosan y asesinan, niños que asesinan a los adultos, escritores de terror cuyas historias se hacen reales... y a veces recurrentemente a lo largo de los años (Christine, Buick 8...). Es lo que a la gente le gusta leer, y él lo sabe mejor que nadie. Perfecto, siempre me encantará ver a un tipo que escribe forrarse con ello. Pero lo del Rey del Terror... como que no. Demasiado injusto para con escritores como Richard Matheson o Clive Barker. Cada cosa, en su sitio.

Voy al libro: "Todo es eventual" es una recopilación de 14 relatos, en su reconocible estilo. Para mí, King brilla más en el relato corto que en novela ("El umbral de la noche" me sigue pareciendo magnífica, el mejor camino que podría haber tomado -para mí como lector, claro-).

Los que más me han gustado:
-"La muerte de Jack Hamilton", "En la habitación de la muerte", "El virus de la carretera viaja hacia el norte", "Almuerzo en el café Gotham" y "Montando en la bala" (el mejor de todos, tal vez).

Y los que menos:
-"Las hermanitas de Eluria" (cómo me aburrió), "1408" (fallido y tópico; no me quiero ni imaginar cómo será la película que le dedicaron...) y "La moneda de la suerte" (ehh ¿chorra?).

En líneas generales, el libro tiene un buen tono y consigue lo que pretende: entretener por encima de todo. Y conmigo lo ha conseguido, así que chapeau. Parece mentira que, a estas alturas, haya que agradecer que un libro te mantenga entretenido y atento, pero es así. Cada vez resulta más difícil encontrar esto entre páginas.

Aprende, Andrezj Zapkowski xD



jueves, 3 de mayo de 2012

THE WALKING DEAD - Tomo 1 (Cómic)


Nunca me han gustado los zombis. No me han fascinado, ni hecho especial gracia. Y desde que el "apocalipsis zombi" le ha sorbido el seso a la mayor parte del personal, menos todavía. Películas a tutiplen, videojuegos, novelas oportunistas (¿Puede una novela ser "oportunista"? Sí, puede: Quijotes zombis, Lazarillos zombis, Orgullo y Prejuicio zombi, novelas "busco-pelotazo-al-rebufo-de-Max-Brooks" de ambientación zombi -muchas españolas, claro-... una verdadera horda pestilente, una moda repugnante más que, no sería tan insoportable si no fuese tan aplastadora de cualquier otra cosa que no fuese "zombi").

Dicho esto "¿Y por qué te lees y reseñas una obra de zombis?" -podría preguntárseme.

Pues fundamentalmente porque recibí el primer tomo en cómic de esta obra como regalo de cumpleaños por parte de un gran amigo. Ya conocía la obra por la serie de Tv (que me gusta, está bien hecha, aunque un tanto tramposa con el ritmo lento a propósito. El cómic es mil veces mejor), así que ya sabía a lo que iba.

Y lo cierto es que el cómic está genial. Se basa en las reacciones de sus personajes ante el apocalipsis zombi, las formas de adaptarse a esta situación absolutamente extrema, donde el mundo tal y como lo conocemos desaparece, quedándose todo reducido a la pura supervivencia del día a día y al descubierto nuestra faceta más animal. Los dilemas morales y existenciales son una constante, así como la tensión psicológica -por motivos que van mucho más allá de la pura amenaza a la vida-... se agradece el intento de reflejar cómo sería esa situación con el mayor realismo posible, más allá de los típicos clichés en el que se encuadran el 90% de las obras de temática zombi. 

Tal vez, si nos ponemos pejigueras, ese realismo no está del todo bien implementado, porque ante una situación así, probablemente todas las personas se verían abrumadas por los síntomas del estrés postraumático, la ansiedad y la depresión (que se muestran, ojo, pero casi todos los personajes suelen seguir actuando de una forma bastante lógica y racional); pero en cualquier caso, el planteamiento y su puesta en escena son dignos de toda alabanza. E interés.

El ritmo no da respiro: no dejan de pasar cosas casi a cada página, y bastante extremas y que dan giros enormes a las situaciones que uno espera a priori. En comparación, la conocida serie de Tv se queda casi como un esquema (aquí pasan muchas más historias, y no siguen el mismo guión, por cierto). En cuanto al dibujo, me parece todo un acierto el uso del blanco y negro/grises... (pocos cómics justifican el uso del color, y éste tal vez sería el que menos de entre todos ellos, por lo sombrío de la temática)... no me fascina -cosa más subjetiva mía- algunas cosas en él, pero está muy bien  y cumple sobradamente su finalidad de sumergirnos en el horror.

En definitiva, una obra muy recomendable. 
Incluso para odia-zombis como yo.

The Walking Dead: Bk. 1

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin