sábado, 31 de enero de 2009

BERMER BLOG



Os confesaré una cosa: nunca me ha gustado la naturaleza egocéntrica de los diarios, ahora blogs. Noticiones trascendentales del tipo “yo y mi churri en la torre Eiffel”, “la trompa que nos pillamos el sábado” o “mi mejor amiga: la Vane”…¿Y a quién puñetas le importa? Bien…¿Y entonces qué hacer tú abriéndote uno, so cínico? –podréis preguntarme. Tengo dos razones para justificar la creación de este altar de egolatría:

1-Siempre me ha interesado mucho conocer vuestras impresiones acerca de lo que leéis en la web. Sois cuatro los que me seguís con asiduidad, y para mí esas cuatro opiniones son cuatro pilares. Creo que un escritor está siempre en deuda con los lectores que lo eligen –en detrimento de otros– y, cuando olvidas esto, empiezas a poner poses mirando al infinito con una mano en la barbilla, fumar en pipa, mirar con los ojos entrecerrados por el peso de tu sabiduría, hacerte fotos en un sillón con tu biblioteca de treinta mil volúmenes detrás…(es curioso lo frecuentemente que les pasa esto a escritores y no a científicos que salvan vidas ¿verdad?). Así que ahora tenéis aquí un espacio para criticar a placer y decir lo que os parezca. También para darme de hostias si me pongo –aún más– gilipollas de lo que ya estoy.

2-Acabo de cumplir treinta y dos años, y uno comprende que esto de la vida es como tirarse por el tobogán de un parque acuático: va rápido y termina cuando menos te lo esperas; así que ¿por qué no compartir con los demás aquello que ha sido importante para uno? Os traeré recomendaciones de libros, películas, música, curiosidades, reflexiones y demás. Quién sabe, tal vez alguno de vosotros –con una configuración mental similar a la mía– pueda sacar un provecho a todo esto.

Y ahora me callo ya la boca para poder escucharos mejor a vosotros…

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin